Tratamientos para la dermatitis atópica

No se conoce ningún fármaco que cure la piel atopica, por lo que los medicamentos  existentes y recetados por los médicos, sólo consiguen minimizar y prevenir cuadros agudos.

Es importantísimo que el paciente haya sido sometido a las pruebas pertinentes para que exista un diagnóstico médico exacto, y mucho más si hablamos de niños o bebés.

  • En todo momento es esencial mantener la zona enferma jugosa y nutrida;  las cremas hidratantes específicas para la dermatitis atópica tienen la función de evitar que la piel afectada se reseque y quede dañada, con el consiguiente riesgo de infecciones que agraven la situación.
  • Los corticoides tópicos disminuyen la inflamación, pero son medicamentos con tantos y diversos efectos secundarios que, sólo se pueden aplicar un periodo muy corto de tiempo, después debemos de retirarlos y descansar antes de volverlos a aplicar.
  • Cuando aparecen las infecciones debemos administrar antibióticos, no olvidar que siempre bajo la receta y supervisión de su médico.
  • Los antihistamínicos actúan como sedantes en las horas de sueño, esto será siempre bueno para el paciente y toda la familia, que de éste modo podrán descansar. Cuando hay un afectado de dermatitis atópica en casa, es difícil la convivencia, pero la ansiedad, la frustración y en general el estrés emocional empeoran la enfermedad. Es preciso mantener la calma.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *