Síntomas de la piel atopica

En los niños y bebés, las lesiones empiezan en la piel de las mejillas y la zona externa de los codos y las rodillas. En personas de edad adulta, con más frecuencia, el eccema se extiende a las partes internas de los codos y de las rodillas, causando, si cabe, mayor molestia.

Los síntomas de la piel atopica más comunes son:

  • Los picores y escozores intensos.
  • Las ampollas con líquido.
  • Las costras que se forman después de las ampollas.
  • El enrojecimiento de la piel.
  • La inflamación alrededor de las ampollas.
  • La erupción cutánea.
  • Las zonas de la piel seca y escamada.
  • El desorden en la pigmentación mostrando tonos inferiores o superiores al normal.
  • La excoriación (piel en carne viva) debido al rascado.
  • El sangrado y el pus.

Todos estos síntomas pueden verse agravados  por los factores ambientales desfavorables que rodeen al paciente:

  • Los ambientes secos o con mucho polvo; nos provocan más descamación.
  • La exposición al agua; nos reseca mucho más la piel.
  • Los cambios bruscos de temperatura, demasiado frio o demasiado calor y el sudor; provocan mayor picor y que las afecciones se irriten.
  • El estrés emocional; empeora toda la sintomatología.

Debemos evitar las sustancias que puedan empeorar la situación como:

  • Los baños prolongados en el tiempo.
  • Los jabones de mala calidad y con abuso en su uso.
  • Las cremas o las lociones no específicas.

Por el contrario si ponemos en práctica lo siguiente, conseguiremos mejoría:

  • Ambientes limpios y estables en temperatura.
  • Mucho mejor una ducha rápida.
  • Uso habitual de gel, champú y cremas o lociones hidratantes, adecuados para la enfermedad.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *